Artículos

Función social de las Empresas de Control de Plagas

Las empresas de control de plagas llevan a cabo una actividad indispensable para la sociedad. Su labor consiste en mantener en niveles sanitariamente aceptables aquellas especies que deterioran la salud pública y el bien estar del medio ambiente.

 ¿QUÉ SUPONE COHABITAR CON MICROORGANISMOS, INSECTOS O ROEDORES?

RIESGOS SANITARIOS

Todas las plagas son contaminantes potenciales y transmisoras de enfermedades que, en muchos casos, pueden llegar a ser de extrema gravedad. Una grieta mal sellada, un desagüe atascado, una acumulación de basura o una deficiente higiene en una determinada instalación, puede ser la válvula de escape para que los insectos o roedores penetren en los edificios habitados por el hombre. Si se tiene en cuenta que estos animales transportan microorganismos patógenos en su piel, patas y aparato digestivo, que luego depositarán como agentes infecciosos sobre alimento y utensilios que utilizamos, el riesgo para la salud de las personas es evidente.

Además, en un mundo cada vez más globalizado, en el que las fronteras físicas ya no son un obstáculo para la expansión de especies nocivas, se hace necesario un control exhaustivo y eficaz de las plagas. La mejora de las infraestructuras aeroportuarias y la liberación del comercio internacional durante los últimos años, han permitido que los organismos patógenos atraviesen los océanos con la misma facilidad y rapidez que lo hacen los barcos, los aviones y las personas.

En estos casos, el trabajo de las empresas de control de plagas es capital, puesto que una detección previa y una actuación profesional a tiempo puede ahorrar cuantiosos costes sanitarios, económicos y medioambientales.

Del mismo modo, los profesionales de este sector realizan la desinfección de instalaciones que pueden servir de amplificación a la bacteria causante de la legionelosis, enfermedad que ha afectado en los últimos años a un elevado número de personas.

Fobia3

 DAÑOS ECONÓMICOS

Las pérdidas económicas derivadas de la aparición de termitas en los edificios se cifran, anualmente, en millones de euros. Otros organismos xilófagos, como la carcoma, provocan grandes daños en museos, obras de arte, tapices o insectos o con las palomas, cuya presencia en los casos urbanos causa el deterioro del patrimonio arquitectónico.

Las plagas, además de constituir un riesgo para la salud provocan enormes perjuicios económicos si no son controladas a tiempo y por el personal cualificado. La aparición de una plaga puede constituir, incluso, un motivo automático d cierre de empresas o establecimientos y es indiscutible que, de no intervenir a tiempo, su imagen quedaría gravemente dañada.

DAÑOS PSICOLÓGICOS

 La falta de higiene en cualquier edificio crea, de por si, un deterioro de las relaciones de trabajo, cuyas manifestaciones más comunes son pánico, malestar físico psicológico, con la consiguiente merma de la productividad.

La prevención de estas situaciones, mediante la mejora y supervisión continua de las instalaciones, es tarea en la que colaboran las empresas de control de plagas, con el fin de asegurar el mantenimiento del bienestar y la calidad en viviendas, edificios, almacenes, e instalaciones de uso público como hospitales, centros educativos, empresas, restaurantes, medios de transporte y organismos oficiales.

Las empresas de control de plagas están apostando cada día por incorporar a su actividad técnica más seguras para el hombre y el medio ambiente, además de prácticas que resulten más eficaces para un control real de las plagas que amenazan silenciosamente desde los subsuelos de nuestras ciudades.


En Comercial Baix Camp 3D apostamos por la Lucha Integrada como método de control y prevención de plagas.

Todos los productos utilizados por Comercial Baix Camp 3D, SL, están autorizados por el Ministerio de Sanidad y Consumo.